Realización de Huertos comunitarios

En el inicio de Cultivant Vida, cuando Javier Galindo se instaló en Murithabe, éste era un poblado agrícola que se dedicaba al cultivo de arroz, de cacahuete y de cuscús. Este cultivo se concentra tres meses al año, y el 89% de la producción es para el autoconsumo y fundamenta la dieta diaria de la población. Si un año la cosecha no va bien, entonces tienen escasez alimentaria todo el año. Por este motivo se creyó conveniente, que una parte de los terrenos cedidos a la ONG, se utilizaran para crear un huerto comunitario y así ampliar la variedad alimentaria y disminuir el riesgo de una mala cosecha.

El proyecto de realizar huertos comunitarios ya es actualmente toda una realidad y se ha extendido por varios poblados de la zona, siendo una fuente de alimentación y esperanza para sus gentes. Si mejoramos la nutrición reducimos el riesgo de enfermedades y por lo tanto mejoramos la esperanza de vida. El proceso de la construcción de un huerto se inicia con la colaboración de los hombres de los poblados.

Se empieza con la construcción del pozo para la obtención del agua que servirá para el riego (además de para el consumo propio), seguidamente se marca el terreno y se realiza el vallado del recinto para evitar la entrada de los animales. A los hombres se les enseña a trabajar la tierra, árida y desértica, de modo que se pueda preparar para la plantación de diferentes hortalizas y algunos tipos de frutas.

Posteriormente se enseña a las mujeres de los poblados a plantar las semillas y todo el proceso que conlleva una plantación. Javier revisa cada semana cada uno de los huertos que se pone en marcha para controlar su correcto funcionamiento y el crecimiento de los vegetales. Actualmente se está plantando en huertos de 12 poblados y de 4 escuelas. Se siembra diferentes variedades de tomates, cebollas (muy consumidas en Gambia), lechugas, judías, berenjenas, pimientos, coles, rábanos, girasoles, plataneros, mangos, papayas, etc., que se plantan estratégicamente para hacer sombra además de consumir sus frutos.

Cuando se inicia la plantación se suministran múltiples regaderas para el riego diario. Les enseñamos a marcarlas para que cada familia se responsabilice de la suya propia